Lanigrafía en Pandemia: PLASMANDO EMOCIONES EN EL TELAR Destacado

  • Miércoles, 15 Julio 2020 12:28
  • Publicado en Comunales
  • Visto 230 veces

Durante el periodo de pandemia, las emociones tras estar lejos de los familiares y el confinamiento en los hogares ha sacudido la realidad de muchas personas, pero para un grupo de bordadores, se ha convertido en un tiempo de creación y acompañamiento.

Teresa Muñoz Rojas, bordadora de la agrupación de Isla Negra nos comentó cómo ha vivido la pandemia junto a 35 bordadores de diferentes partes del centro y sur de Chile, quienes crearon un grupo de WhatsApp llamado “Lanigrafía en Pandemia”, para estar comunicados y bordar sobre las diferentes experiencias que han vivido.

“Durante los primeros días de abril, estuve bien depresiva, no quería hacer nada, en un encierro total. Y me llama una señora de Valdivia… ella se llama Hilda, y me dice que las bordadoras del sur están trabajandoy la idea es que nos unamos, que trabajemos y hagamos telas relacionadas a la pandemia”, la idea llamó inmediatamente la atención de Teresa, quién vio esta invitación como una oportunidad para darse ánimos y retomar este arte.

Su primer bordado, se enfocó al tiempo de confinamiento. Pareciera ser una escena tradicional de fin de semana en familia, sin embargo, sus personajes aparecen con mascarillas realizando actividades en el jardín del hogar, mientras en las calles se divisan ambulancias.

 1bordado

Su segundo trabajo, muestra a niños, adultos y personas mayores participando en una olla común, Teresa nos indica que el bordado lo realizó antes de que comenzara la ayuda comunitaria entre vecinos en la zona. 

1bordado2

El tercer trabajo lo realizó saliendo del contexto de pandemia, plasmando en la tela un mágico día a los pies del volcán Villarrica. 

1bordado3

Actualmente, Teresa se encuentra realizando su cuarto bordado, el cual mantiene un potente mensaje: “Los abuelos que no alcanzaron a despedirse de sus nietos”, titulado de esa manera, muestra un grupo de personas mayores caminar entre las nubes, mientras los niños los despiden con globos desde la tierra.

1bordado4

Teresa no esconde sus emociones al detallar lo difícil que ha sido todo este periodo y no ver a sus nietas en meses: ”Hablo con ellas todos los días, pero ahora me angustia verlas por videollamadas... El ver como han crecido, como han madurado, y me he perdido todos estos meses de ver su crecimiento...  eso me ha deprimido harto”

Sin embargo, la lana y la tela se han vuelto un acompañante más en el hogar que comparte con su marido, al igual que el grupo de bordadores, con quienes mantienen comunicación 2 veces al día, hablan de sus emociones y dibujos que reflejan el dolor y la angustia, pero también la alegría de esperar un nuevo día en donde puedan volver a compartir junto a sus hijos y nietos.

Dentro del trabajo colectivo y colaborativo que está desarrollando este grupo conformado por 34 bordadoras y 2 bordadores, se espera unir un mínimo de 30 telas de 30x30 cm. cada una, lo que generaría un mural de 9 metros con símbolos, emociones, situaciones cotidianas e imaginario referente a la crisis sanitaria una vez terminada la pandemia.

1bordado5

Valora este artículo
(2 votos)
  • Modificado por última vez en Miércoles, 15 Julio 2020 12:50
  • tamaño de la fuente