Bordadoras de Isla Negra

bordadoras-de-isla-negra.jpgEn la comuna de El Quisco podemos encontrar una diversidad de patrimonio tangible, intangible y naturales. Uno de los grandes tesoros que aún vive en la zona es la agrupación de las “Bordadoras de Isla Negra”.

La agrupación nació en 1969, cuando Leonor Sobrino, hoy de 107 años, impulsó a un grupo de mujeres a bordar, identificando en ellas un gran potencial creativo poblado por vívidas, cálidas y espontáneas escenas en las que representaron figuras humanas simplificadas, aves del litoral, animales del campo, espacios íntimos y domésticos, paisajes rurales y urbanos. El mismo año, Nemesio Antúnez, fascinado por estos trabajos ofreció exhibirlos en el Museo Nacional de Bellas Artes. El prólogo del catálogo fue escrito por Pablo Neruda, emblemático residente de Isla Negra. Así, en medio de un influjo mundial que abría las puertas al arte popular, estas obras llegaron a los grandes centros de exhibición, como el Institute of Contemporary Arts de Londres, Inglaterra (1972); la Galerie du Passeur y L'Espace Cardin, Paris (1972), la XII Bienal de São Paulo, Brasil (1973), el Metropolitan Museum of Art, Miami (1975); el Musée de l'Athenée, Ginebra (1978) y la Fondation Le Cachot des Vents, Neuchâtel (1979).

La historia de esta agrupación aún vive, pero lamentablemente poco a poco el número de sus integrantes está disminuyendo, por lo que es de suma importancia y labor de todos el permitir que este legado histórico no se pierda en el tiempo, por lo que extendemos la invitación a la gente que se interese por este bello arte que lo aprenda, lo replique y difunda por todos los territorios.